El 29 de marzo  el Gobierno aprobó, mediante Real Decreto Ley 10/2020,  la paralización de los servicios no esenciales y creó la figura del permiso retribuido recuperable.

En este artículo, vamos a explicar qué es y cuáles son las características de dicho permiso desde el punto de vista del trabajador. Además, en este otro post podrás consultar como afecta el permiso retribuido recuperable a las empresas.

El permiso retribuido recuperable da derecho a algunos trabajadores a seguir percibiendo su salario integro  sin la obligación de tener que acudir a su puesto de trabajo durante el período comprendido entre el 30 de marzo y 9 de abril (ambos inclusive).

¿Pueden acogerse todos los trabajadores a este permiso?

No todos los trabajadores pueden acogerse a este permiso  sólo podrán los que cumplen los siguientes requisitos:

  • Ser trabajadores por cuenta ajena tanto del sector público como privado.
  • La empresa donde prestan sus servicios tiene que desarrollar una actividad no esencial.  Se consideran actividades esenciales: Toda la cadena de abastecimiento de bienes de primera necesidad, el mantenimiento de transportes públicos y carreteras, fuerzas de seguridad del Estado, Ejército, establecimientos sanitarios, empleadas del hogar, cuidadoras, servicios de telecomunicaciones e información, banca, seguros, luz, gas, personal de limpieza de estas empresas, entre otros.
  • Los trabajadores no tiene que  encontrarse inmerso en un ERTE
  • No estar afectado por una baja por incapacidad temporal, paternidad o maternidad.
  • Y no pueden desarrollar su actividad a distancia.

Los trabajadores que cumplan dichos requisitos percibirán por parte de la empresa  sus retribuciones íntegras, tanto el salario base como los complementos a los que tengan derecho.  Además las empresas tendrán la obligación de pagar las cotizaciones que les corresponden.

Recuperación de las horas por parte del trabajador

Todas las horas de trabajo no realizadas durante este permiso deberán ser recuperadas por el trabajador , fijándose como limite máximo el  31 de diciembre de este año. Esta recuperación se negociará entre la empresa y la representación legal de los trabajadores en un periodo de consultas que tendrá una duración máxima de siete días. Si no se alcanzase un acuerdo, será la empresa quien notificará al trabajador la forma de recuperación.

Dicha recuperación tendrá  los siguientes límites:

  • No podrá suponer un incumplimiento de los períodos mínimos de descanso diario y semanal.
  • No superará la jornada máxima anual prevista en la ley y convenio de colectivo que sea de aplicación.
  • Deberá respetar los derechos de conciliación de la vida personal, laboral y familiar reconocidos legal y convencionalmente.

Si tiene cualquier duda concreta, le recomendamos realice consulta telefónica a un abogado. 

Paz Martínez Calvo, Abogada en International SOS España