Paz Martinez Calvo – Abogada, Supervisora Asistencia Jurídica Telefónica en International SOS España

En estos últimos días, ¿Quién no ha oído hablar de los ERTEs? ¿A cuantos de vosotros no os han comunicado que  vais a formar parte de uno de ellos? O ¿Quién no tiene algún familiar o amigo que se haya visto afectado por uno? En este artículo vamos a intentar explicar de una forma sencilla qué es y qué consecuencias tiene para los trabajadores.

¿Qué es un ERTE?

Un ERTE es un procedimiento administrativo por el que el empresario alegando ciertas causas tasadas por ley puede suspender los contratos de sus trabajadores de forma temporal. Una de dichas causas es la fuerza mayor y en base a la misma se han presentado unas 200.000 solicitudes de ERTEs en España. Las empresas que fundamentan sus ERTEs en dicha fuerza mayor deberán acreditar o  la suspensión de la actividad por cierre temporal de afluencia al público, o la falta de suministros que impiden el normal desarrollo de la actividad o el contagio de su plantilla por COVID 19 o medidas de aislamiento decretadas por la autoridad sanitaria.

Prestaciones por desempleo ante un ERTE

Una vez aprobado el ERTE, el trabajador tiene derecho a cobrar la prestación contributiva por desempleo. En estos casos, tras la declaración del estado de alarma,  los trabajadores afectados no tendrán que acudir a las oficinas de Servicio Público de Desempleo para solicitar su prestación ya que la gestión de la misma se tramitará entre la empresa y dicho Servicio Público de Desempleo. En este artículo explicamos como tramitar un ERTE por parte de una PYME.

La cuantía a percibir será del 70% de la base de regulación durante los 180 primeros días y 50% de la base reguladora a partir del día 181 hasta su extinción. 

Debido a las medidas extraordinarias aprobadas por el Gobierno, el trabajador tiene derecho a esta prestación con independencia de su tiempo de cotización y recibirá la misma durante el tiempo que persista dicho ERTE.  Este ERTE terminará de manera automática una vez que finalice el estado de alama.

Otras características de los ERTE a tener en cuenta:

El trabajador, además:

  • Seguirá cotizando a la seguridad social y dichos periodos de cotización computan para la jubilación.
  • La antigüedad del trabajador en la empresa no se verá afectada ya que el contrato está suspendido por decisión del empresario. 

Sin embargo, el trabajador:

  • No devengará vacaciones, por ello las vacaciones se verán reducidas en función del tiempo que el contrato esté en suspensión.
  • Y as pagas extras se verán reducidas también en función del tiempo de suspensión.

Es importante resaltar que un ERTE causa la suspensión, que no  la extinción del contrato de trabajo. Por ello, el empresario no tiene obligación de pagar una  indemnización por despido al trabajador, pero sí esta obligado, finalizado el estado de emergencia,  a reincorporar al trabajador en las mismas condiciones que tenía antes de la aprobación del ERTE y a no despedirle al menos en un plazo de 6 meses tras su incorporación.

Si tiene alguna duda concreta, le recomendamos realice consulta  telefónica a un abogado.

Paz Martinez Calvo – Abogada, Supervisora Asistencia Jurídica Telefónica en International SOS España